Teoría

El aire sucio entra por un lado del filtro y por el otro sale el aire limpio. Para conocer dónde se purifica realmente el aire es preciso remitirse a la explicación de los cuatro mecanismos básicos de la filtración de aire de climatización.

Impacto por inercia

Las partículas grandes y de gran densidad suelen quedar atrapadas por el impacto de la inercia. Cuando el aire atraviesa el medio filtrante, pasa entre las fibras. Pero la inercia consigue que la partícula se separe del flujo de aire y colisione con la fibra.

Intercepción

La intercepción captura partículas de tamaño mediano. Estas partículas son demasiado pequeñas para tener inercia. Por ese motivo prosigue el camino del flujo de aire. Si la partícula entra en contacto con la fibra, se adhiere al medio y queda atrapada.

Difusión

Las partículas más pequeñas se capturan por difusión. Las partículas diminutas siguen trayectorias irregulares, de manera similar a una molécula de gas. Esto se conoce como movimiento browniano y no sigue las líneas del flujo de aire. Al haber más movimiento, se aumenta las probabilidades de que la partícula colisione con la fibra del filtro.

Atracción electrostática

La atracción electrostática se da principalmente en filtros con un medio sintético. Las partículas siguen la trayectoria del flujo de aire, pero si está a punto de cerrarse, una fuerza electrostática empuja las partículas. Estas chocan con las hebras del medio y queda retenida en el filtro.