Europa

Para más información envíe un mensaje a info-oilsmoke@mann-hummel.com

ScandMist

El problema

Los procesos industriales que combinan los lubricantes con herramientas-máquinas de alta velocidad crean contaminación en el aire. La composición exacta de esta contaminación variará notablemente según el proceso, pero es probable que esté formada por una compleja mezcla de contaminantes tóxicos, como aceite, agua, aditivos, fragmentos metálicos, bacterias y más sustancias.

No es de extrañar que la exposición a este cóctel de contaminantes sea perjudicial para la salud humana y el medio ambiente en general. El contacto de la arena fluida de la metalurgia con la piel puede provocar dermatitis. Y lo que es más grave, inhalar neblina o humo de lubricante puede causar diversas enfermedades respiratorias, como asma ocupacional y alveolitis alérgica extrínseca. Por lo tanto, es fundamental capturar la contaminación industrial en su fuente, en el momento que se genera, para reducir el riesgo de los trabajadores y otros afectados.

La dificultad consiste en que, a medida que las herramientas-máquinas operan más rápido para mejorar la productividad, también aumentan las tasas y presiones de liberación de refrigerante. Y cuando esto ocurre, también se incrementa el riesgo de problemas por la neblina y el humo de aceite, lo que hace que la labor de eliminar este tipo de contaminantes sea la más importante.

La respuesta

ScandMist es una gama de purificadores de aire industriales que emplean un sistema de filtrado modular para eliminar el humo de aceite, la neblina de aceite y las neblinas de emulsión para lograr un ambiente de trabajo en el taller seguro y limpio. ScandMist elimina los humos, emisiones y otros subproductos perjudiciales de los procesos de la metalurgia en su fuente con un proceso de filtración de tres etapas. El aire limpio vuelve directamente al taller y cumple los estándares internacionales de salud y seguridad en cuanto a límites de exposición de fluidos metalúrgicos.

De hecho, el aire de salida de ScandMist es de una calidad similar al empleado en aplicaciones clínicas, como en quirófanos. Y con una eficacia del filtro previo superior al 95 %, la vida útil del filtro final se mide en años en lugar de en meses. Y por esto ScandMist ofrece un rendimiento de filtración excelente.

Partículas en suspensión - nocivas para todos

Se trata de partículas en suspensión (PM) microscópicas sólidas o líquidas. Pueden ser artificiales o naturales, pero las concentraciones de partículas en suspensión (PM) suelen ser mayores en zonas con una elevada actividad industrial. Por este motivo, es importante comprender el efecto que las partículas en suspensión puede tener en la salud de los trabajadores.

En la actualidad una de nueve cada muertes a nivel mundial está relacionada con la contaminación del aire y las partículas en suspensión son el principal causante de este número.

En realidad, cuando los organismos públicos, como la Organización Mundial de la Salud, debaten sobre la contaminación del aire suelen hablar en términos de PM10, PM2.5 y PM1 — es decir, partículas en suspensión menores de 10 μm, 2.5 μm y 1 μm respectivamente. Hay una buena razón para ello. Los humanos podemos evitar que partículas superiores a 10 μm entren en nuestro cuerpo, pero las partículas menores pasan a través de nuestras defensas — y lo lejos que llegan depende de su tamaño.

Las PM1, por ejemplo, pasan a través de las paredes de los pulmones y entran en el torrente sanguíneo, provocando daños en nuestros órganos vitales — como enfermedad cardíaca y distintos cánceres.

PM1 — la mayor amenaza en la maquinaría

El calor de los procesos con elevadas velocidades de rotación y los refrigerantes a alta presión hacen que los procesos de mecanizado estén creando aerosoles cada vez más pequeños. En 2006, un estudio del Instituto del Seguro Social de Accidentes alemán analizó la contaminación causada por una gran variedad de procesos de mecanizado que empleaban distintos refrigerantes.

Se ha descubierto que la partícula predominante creada en todos los procesos era la PM1 (derecha).

La mayoría de los separadores de gotas de aceite solo son eficaces contra las partículas más grandes, aprox. de 10 μm de diámetro. ScandMist es eficaz donde de verdad importa — con las partículas de un diámetro menor a una micra (PM1).

ScandMist combina filtros coalescentes de aceite con un nivel de filtrado HEPA final (categoría H13 según la EN 1822) que ofrece una eficacia del 99,95 % contra las partículas de 0,3 μm de diámetro. Con este nivel de filtración, el aire de salida de ScandMist está clínicamente limpio y es probable que sea de un estándar mucho mayor que el que se encuentra fuera de las instalaciones. Esto supone una calidad del aire segura para sus trabajadores y una solución en materia de salud y seguridad para usted.

El tamaño de las partículas generadas en los distintos procesos y refrigerantes puede variar, pero las PM1 son con diferencia el contaminante más común.

Reduzca el consumo de energía

Algunos sistemas de filtración industriales son básicamente solo extractores que toman la neblina de aceite de las proximidades de la máquina y la expulsan directamente en el exterior de las instalaciones. Esto no perjudica solo al medioambiente, sino también a su cartera.

Descargar el aire de salida de las instalaciones en el exterior es el equivalente a conducir con la calefacción al máximo y las ventanillas bajadas. El sistema de calefacción se esfuerza en calentar el aire que el sistema de filtración luego expulsa al exterior.

El aire de salida de ScandMist está tan limpio que puede volver directamente al taller. Por lo tanto, se puede romper el ciclo de calentar continuamente el aire y expulsarlo al exterior. Esto puede tener un enorme impacto en los gastos en calefacción.

ScandMist también tiene un bajo consumo durante su funcionamiento, utiliza motores CE que ofrecen el máximo rendimiento con una baja demanda energética — con un motor de circuito cerrado y un control de velocidad de ventilador fijado de serie.

Garantice el cumplimiento - ahora y en el futuro

En la actualidad no hay normas internacionales ni de la UE sobre los niveles aceptables de emisión de neblina de aceite. Sin embargo, una mayor preocupación por el efecto en la salud humana de la ingesta de partículas submicrónicas ha hecho que muchos países establezcan sus propios límites. Esto es un indicativo del panorama de cambio en el resto del mundo. Puesto que surgen nuevas pruebas del efecto en la salud de la exposición a los fluidos metalúrgicos, los encargados responsables están tomando medidas para proteger a los trabajadores de la contaminación industrial del aire.

Los límites de exposición a la neblina de aceite se basan en los niveles de concentración de partículas máximos permitidos en mg/m³. Los niveles establecidos en Europa varían entre 0,2 mg/m³ en Suiza, 1 mg/m³ en Francia y de 0,5 a 10 mg/m³ en Alemania dependiendo del refrigerante.

ScandMist puede ayudarle a garantizar el cumplimiento ahora y en el futuro. ScandMist cumple todos los límites establecidos en cuanto a la exposición a los fluidos metalúrgicos. Para que el cumplimiento sea sencillo, MANN+HUMMEL o nuestros socios expertos en ScandMist pueden analizar sus instalaciones, ofrecerle un informe documentado sobre la calidad del aire en sus instalaciones y recomendarle una solución optimizada de filtro para incluso los entornos más complicados.

El proceso ScandMist

Etapa de filtro coalescente 1

En la primera etapa de ScandMist, varias capas de materiales plisados recogen el aceite o refrigerante, permitiendo que se drene hasta la base de la unidad. El material filtrante no absorbe el aceite, sino que une las gotitas en aumento hasta que son lo suficiente pesadas como para drenarse.

El aire contaminado pasa por el material filtrante en el que las partículas de aceite se ven atraídas hacia las fibras oleofóbicas. Las gotitas de aceite siguen chocando contra la fibra y creciendo en masa. A medida que la gota de aceite se hace más grande, se hace lo suficientemente pesada para caer contra el flujo de aire hasta la base de la unidad ScandMist. Aquí se puede recoger o drenar directamente hasta el depósito de la máquina-herramienta.

Etapa de filtro coalescente 2

El aire de salida pasa por un separador coalescente hasta la segunda etapa, en la que se repite el proceso. El segundo separador coalescente tiene una mayor eficacia de filtración que la etapa inicial y captura las partículas de aceite más pequeñas que no se capturaron en la primera etapa.

Después de esta segunda etapa de filtración, el aire está de media entre un 95 – 98 % libre de neblina de aceite.

Etapa de filtro Hepa 3

La tercera etapa de filtración está diseñada para limpiar totalmente el aire restante hasta un estándar muy superior al aire del entorno.

Con un filtro HEPA, esta etapa final garantiza que las partículas finas submicrónicas — rastros de aceite, bacterias, polen y esporas — se atrapen y no puedan volver a las instalaciones.

ScandMist emplea un filtro HEPA H13 (según la EN 1822) que proporciona una eficacia del 99,95 % para 0,3 μm. Esto significa que en un entorno laboral se atrapan con eficacia todas las partículas peligrosas y solo se devuelve aire clínicamente limpio a las instalaciones.

Ver el folleto ScandMist para obtener más información

La primera y la segunda etapa eliminan solo el 95 % de la emulsión y el 98,5% del aceite entero para 0,4 μm.


 

Elija su ScandMist por aplicación

Mecanizado de metales

Caucho y plast


 

Plataformas de alta capacidad ScandMist

Las plataformas de alta capacidad ScandMist gestionan las emisiones de neblina de aceite desde distintas máquinas CNC y son especialmente populares en entornos de fabricación de grandes volúmenes que requieren sistemas de filtración para líneas de producción enteras. Estos sistemas de alta capacidad están diseñados para operar como parte de un sistema de ventilación local y pueden gestionar flujos de aire de 6.000 m³/h a más de 100.000 m³/h.

El auténtico valor de un sistema de alta capacidad ScandMist se encuentra en su simplicidad, cada uno tiene un diseño totalmente personalizado y consiste en una selección de unidades normales de ScandMist integradas — con una entrada común y una salida común. Este enfoque modular nos permite diseñar rápidamente un sistema que es único y se adapta a sus requisitos exactos, mientras emplea una tecnología probada en el campo.

Cada sistema de alta capacidad ScandMist es una unidad integrada con todos los componentes necesarios para conectar su sistema de ventilación nuevo o existente. Este puede configurarse según sus requisitos, pero el sistema de alta capacidad ScandMist típico incluye:

  • Series de filtración con varias etapas ScandMist
  • Armario de control de sistema
  • Convertidor de frecuencia
  • Ventilador y motor de alta capacidad
  • Sistema silenciador

Productos auxiliares

Ofrecemos una variedad de equipos accesorios para garantizar que su unidad o sistema ScandMist opere al nivel óptimo. Entre estos hay convertidores de frecuencia para controlar la presión del sistema, cajas de bombas de aceite para recoger el aceite que devuelve la unidad ScandMist, y transmisores de presión para permitir que el sistema se adapte a las condiciones actuales de carga de filtro.

ScandMist también funciona con muchos productos de otros proveedores, por lo que le rogamos que se ponga en contacto con nosotros si tiene dudas sobre la compatibilidad.

Servicios de consultoría

Una ventilación industrial eficaz es crucial en el sector de la fabricación con una regulación estricta. Sin embargo, este es un tema complicado, con distintos requisitos que dependen de su proceso y localización geográfica.

Para ayudarle a gestionar esta complejidad, ofrecemos diversos servicios de consultoría que se centran en la ventilación industrial. Podemos acudir a su localización y medir la eficacia de los sistemas de filtración existentes. Determinaremos la calidad del aire en sus instalaciones y diseñaremos un sistema para la neblina de aceite que se adapte a sus requisitos.

Experto en ScandMist

Contamos con una selección de socios elegidos cuidadosamente que se encargan de la distribución y puesta en marcha local de los sistemsa ScandMist. Estos expertos en ScandMist se seleccionan por su especialización y experiencia y solo se designan después de una extensa auditoría de MANN+HUMMEL en la que se evalúan sus credenciales como ingenieros de ventilación. Todos los expertos realizan una amplia formación sobre los productos para conocer la gama de productos ScandMist y la optimización de las soluciones de motores, ventiladores, sistemas de control y filtros para todas las aplicaciones posibles.

Póngase en contacto directamente con nuestros expertos: Info-oilsmoke(arroba)mann-hummel.com