Turbinas eólicas

Proteger los componentes del sistema. Reducir gastos y carga de trabajo in situ.

 

El desafío

Es probable que emplee miles de horas de mano de obra en seleccionar el lugar perfecto para situar las turbinas eólicas y en afinar con cuidado la orientación para capturar el mayor flujo de aire posible. Naturalmente esto también supone que está maximizando la exposición de su turbina a cualquier contaminante que transporte el viento.

En tierra su turbina se enfrentará al polvo, al polen y a los contaminantes de las infraestructuras de transporte y de las zonas industriales. Las instalaciones marítimas deben lidiar con la humedad, las sales y el polvo. Cada uno de estos contaminantes supone una amenaza para los componentes eléctricos y el equipamiento de generación dentro de la góndola, torre o base. Si se permite que el contaminante llegue a estos componentes es probable que esto provoque una pérdida de energía, una avería en el equipamiento, tiempos de parada y costosas reparaciones.

 

La solución

Las soluciones de filtración para turbinas eólicas de MANN+HUMMEL ayudan a garantizar que su instalación funcione de forma correcta, eficaz y sin averías.

Centramos nuestro diseño en crear filtros de entrada de aire de refrigeración que sean lo suficientemente resistentes para los requisitos del funcionamiento en tierra o en el mar. Esto conlleva una elevada resistencia a las explosiones, una construcción con marco robusto y diseños que ocupan poco espacio, a la vez se garantiza que no existan riesgos para el flujo de aire.

Nuestros filtros para turbinas eólicas también cuentan con largas vidas útiles para minimizar el gasto en filtros y la carga de trabajo in situ. También están diseñados para que su manejo sea sencillo y así la instalación resulte más simple y rápida.