Turbinas de gas

Mejorar el rendimiento del motor. Aumentar la eficiencia. Reducir gastos y carga de trabajo in situ.

 

El desafío

No importa dónde esté situada, es probable que su turbina de gas se enfrente a distintos tipos de contaminantes. Su sistema de admisión de aire estará diseñado para capturar este contaminante, pero ¿elimina una cantidad suficiente de contaminante como para proteger la turbina? ¿Y lo hace de la forma más eficaz posible? ¿O en realidad está obstaculizando el rendimiento general del motor?

La mayoría de las turbinas de las entradas de aire de las turbinas de gas emplean un sistema de filtración de varias fases que es eficaz eliminando los contaminantes más grandes, pero que es incapaz de capturar las partículas más finas que circulan actualmente por muchas centrales eléctricas e instalaciones industriales. Este polvo fino pasa por el sistema de filtración y llega al motor, allí genera suciedad en las palas de la turbina e inhibe el rendimiento de la turbina de gas. Para solucionar esto, hay que apagar el motor, limpiar las palas y realizar las reparaciones necesarias en los demás componentes que se han ensuciado o corroído. Y con la turbina fuera de servicio, es posible que no pueda aprovechar los picos de demanda inesperados.

Desgraciadamente, evitar este costoso tiempo de inactividad no es tan sencillo como instalar un sistema de admisión de aire con la mayor eficiencia de eliminación de partículas posible. Un sistema de filtrado que sea innecesariamente alto obstaculizará el flujo del aire, lo cual elevará la presión diferencial del sistema de admisión y pondrá en peligro el rendimiento de la turbina.

Por lo tanto, diseñar el sistema de admisión de aire óptimo para una turbina de gas supone encontrar el equilibrio perfecto entre la limpieza y el flujo del aire.

 

La solución

Diseñar el sistema de admisión de aire óptimo para una turbina de gas supone encontrar el equilibrio perfecto entre la limpieza y el flujo del aire. Por este motivo, centramos el desarrollo de nuestro producto en tres elementos: eficiencia de filtración, presión diferencial y seguridad de la turbina. Para cada uno de estos aspectos, tenemos una línea de productos inigualable.

Esto se debe a que llevamos casi 50 años trabajando estrechamente con operadores de turbinas de gas. Y, por esta razón, hemos podido ser pioneros en muchas tecnologías innovadoras, como los filtros que combinan la eliminación de partículas y la separación del agua; a menudo le permiten quitar una fase de filtro y detener drásticamente la caída de presión del sistema. O elementos de filtrado de fase final que capturan el contaminante submicrométrico que puede provocar suciedad y corrosión en los componentes del motor. Muchos de nuestros filtros también incluyen presiones de ruptura líderes en la industria, así puede estar seguro de que nunca tendrá que afrontar los daños que puede causar la avería de un filtro.

Y cuando se trata de equilibrar todos estos componentes, podemos analizar sus condiciones de funcionamiento exactas y diseñar el sistema de filtro perfecto para su turbina de gas, así contará con el máximo rendimiento justo cuando lo necesite.