Gestión de instalaciones

Ahorrar gastos. Maximizar la rentabilidad y la satisfacción del cliente.

 

El desafío

Maximizar el valor de sus contratos de gestión de instalaciones supone buscar continuamente nuevas formas de reducir costos o aumentar la eficiencia de funcionamiento. Puede parecer que optar por filtros de aire más baratos es un buen modo de reducir los gastos en filtro, pero es improbable que esto le ayude maximizar la rentabilidad en su contrato. En realidad también podría resultar en que pierda KPI, moleste a su cliente y perjudique su reputación.

Pero, con tantos proveedores de filtros en el mercado, ¿cómo puede estar seguro de que elige el que le proporcionará alta calidad y fiabilidad, y le ayudará a obtener el máximo valor de sus contratos y continuar con los negocios?

 

La solución

MANN+HUMMEL ofrece una gama completa de productos de filtro de climatización. Y, puesto que llevamos muchos años trabajando estrechamente con contratistas de gestión de instalaciones, hemos desarrollado una gama de servicios específicamente para empresas de gestión de instalaciones, tales como precios a plazo fijo y contratos específicos.

También ofrecemos mapas de filtro que hacen que la adquisición del filtro sea pan comido. Registramos los requisitos de filtro de cada unidad de tratamiento de aire a la que se da servicio en nuestro sistema ERP. Cuando llega el momento de sustituir los filtros, puede pedir un único filtro, todos los filtros de una unidad de tratamiento de aire (UTA), todos los filtros primarios y secundarios, o un cambio de sistema completo con sólo indicar una referencia de una línea. Los productos se empaquetan junto con las UTA y se etiquetan de forma que se muestra con exactitud dónde tiene que estar cada caja.

También podemos realizar mediciones en los edificios de su cliente para poder determinar la mejor configuración de filtro posible para cada UTA. Estas mediciones tendrán en cuenta los niveles de contaminación ambiental y proporcionarán una solución que ofrezca el nivel correcto de calidad de aire con el mínimo gasto de energía posible, lo que le ayudará a alcanzar KPI en cuanto a eficiencia energética. Este servicio también estandarizará los filtros en un edificio o zona para reducir los requisitos de los pedidos de compra, el almacenamiento y la carga de trabajo in situ.