Molecular Filtration

Filtración molecular HELSATECH

Infórmate sobre la filtración molecular de MANN+HUMMEL con la experiencia de helsatech.

Desde el 21 de septiembre de 2020, helsa Functional Coating, como especialista en medios filtrantes adsorbentes de sustancias contaminantes y de filtros moleculares de alto rendimiento, forma parte del grupo MANN+HUMMEL. Por ello, la industria mundial de la depuración del aire está respaldada por una resolución de problemas individuales y por un servicio técnico con un gran rendimiento. Lo único que queda es aire limpio.

¿Por qué es tan importante la filtración molecular?

¿Sabías que el aire en interiores puede estar mucho más contaminado que el aire de espacios exteriores y que la gente en ocasiones pasa más del 90 % de sus vidas en interiores? Según la OMS, siete millones de personas mueren a causa de la polución atmosférica cada año, tanto por el aire de entornos interiores como por el de exteriores**. Aunque comer y beber son derechos humanos, tener aire limpio aún no lo es. 

Tal y como el agua y la comida, el aire limpio es esencial para todos los seres vivos. Las impurezas en el aire como los gases tóxicos o los olores alteran nuestras vidas y resultan en una menor eficiencia laboral y, en el peor de los casos, pueden hacernos enfermar. Una purificación del aire efectiva del suministro y de la extracción del aire mediante medios filtrantes individualmente optimizados es un factor decisivo que evita problemas de salud, aumenta la esperanza de vida y también reduce los coses de muchos procesos de producción

* Estudio: svlw.ch/images/literatur/500%20Fachartikel/520_Raumluftqualität/Indoor_generation_velux_180515.pdf
** Fuente: https://www.who.int/health-topics/air-pollution#tab=tab_1

Y así es como funciona

Tenemos la solución de helsatech para estos problemas

  • La filtración molecular se utiliza para eliminar ácidos, bases, gases, olores o aromas 
  • Protege a seres vivos y superficies materiales 
  • Mejora la salud, aumenta la motivación y el rendimiento 
  • Aumenta la productividad de máquinas y productos 
  • Minimiza el balance de CO2
  • Los filtros de adsorción eliminan sustancias dañinas, por ejemplo, de salas blancas o evitan olores en la cocina 
  • Aplicación en una amplia gama de áreas como en las médicas, las farmacéuticas, en oficinas, hogares, museos, industrias o transportes
Farmacéutica

Farmacéutica

Residuos

Residuos

Agricultura

Agricultura

Aeropuerto

Aeropuerto

Hospital

Hospital

Sala blanca

Sala blanca

Ostomía

Ostomía

Hogar

Hogar

Aire en interiores

Aire en interiores

Museo

Museo

Producción

Producción

Producción

Producción

Principio de filtración molecular

El principio físico de la adsorción es la función principal de nuestros medios filtrantes. En ellos, las moléculas se acumulan en la superficie de un sólido a causa de las fuerzas de atracción Van-der-Waals. Este proceso reversible funciona mejor cuanto mayor sea la molécula y cuanto más alto sea el punto de ebullición de la molécula. En moléculas más ligeras y con puntos de ebullición muy bajos, usamos los principios de la quimisorción para eliminarlas del aire. En este proceso, la molécula reacciona con la superficie del medio filtrante y se pega a él irreversiblemente.

Los sólidos que usamos se llaman adsorbentes y están caracterizados por su amplia superficie interna, que está construida con un complejo sistema de poros (por ejemplo, carbón activado, gel de sílice, tamices moleculares o resinas de intercambio iónico). Por ejemplo, una cucharadita (unos 6 g) de carbón activado tiene una superficie interna de 7140 m, que es el tamaño de un campo de fútbol estándar de la FIFA. Teniendo en cuenta que el tamaño de las moléculas olorosas está en el rango de 1 nm, hay mucho espacio para capturar los contaminantes del aire contaminado.

¿Sabías que...? El carbón activo es un producto sostenible

Para nuestros filtros moleculares, se obtiene de cáscaras de coco, una materia prima renovable. Cuando se usa, el carbón activo actúa como una especie de red de seguridad molecular para gases y olores. Se depositan en la gran superficie interna del carbón activo. Este proceso se llama adsorción. 

A diferencia de los filtros de partículas clásicos, que deben tirarse cuando están saturados, el carbón activo puede reactivarse con el calor para que no se produzca ningún residuo. Por ejemplo, nuestros filtros de circulación de aire para extractores de cocina pueden regenerarse repetidamente en el horno a 200 grados Celsius.

Contáctenos

Puede enviarnos un mensaje directo o ponerse en contacto con nuestras oficinas, indicadas a continuación.

 

Contáctenos