Aeropuertos

Proteger a los pasajeros, al personal y a los visitantes.Ahorrar gastos y carga de trabajo in situ.
Ahorrar energía.

 

El desafío

Anualmente los aeropuertos dan la bienvenida a casi nueve mil millones1 de pasajeros que pasan por sus terminales para viajar por todo el mundo. A todo esto, hay que añadir a los empleados de las aerolíneas, la tripulación de tierra, el personal del aeropuerto y otros visitantes, lo que supone una gran cantidad de personas que entra y sale del aeropuerto todos los días. Al llegar, traen consigo contaminación atmosférica además de multitud de partículas en su ropa, piel y equipaje.

A la vez, taxis, coches, autobuses, vehículos de transporte de equipaje, camiones de catering, furgonetas de mantenimiento y vehículos de la tripulación de tierra viajan a, desde y por los edificios de la terminal emitiendo gases de escape, polvo de freno y partículas del desgaste de los neumáticos cerca de las entradas y tomas de aire.

Por último, pero no por ello menos importante, los aviones son responsables de la contaminación del entorno alrededor del edificio de la terminal; liberan gases, hidrocarburos sin quemar y olores desagradables.

Toda esta actividad aumenta el nivel de contaminantes en un aeropuerto y hace que sea difícil crear el ambiente acogedor, agradable y sano que haga que la gente desee volver.

 

La solución

Con las soluciones de filtración para aeropuertos MANN+HUMMEL se puede atrapar las sustancias nocivas y suministrar un aire más limpio tanto dentro como fuera de los edificios de la terminal. Nuestras soluciones de filtro de aire para aeropuertos evitan que se propaguen los contaminantes, de este modo se crea un entorno más saludable para los pasajeros y se reduce el riesgo de enfermedades del personal. Nuestros filtros de fase gaseosa eliminan los gases nocivos y los olores desagradables; convirtiendo su entorno interior en un lugar más agradable para estar y animando a los viajeros a pasar más tiempo disfrutando de los servicios de hostelería y los comercios. Además, nuestros eficientes sistemas de filtración de partículas protegen el edificio del aeropuerto y los sistemas de aire acondicionado, al reducir los requisitos de limpieza y mantenimiento.

MANN+HUMMEL tiene una gran experiencia trabajando con algunos de los aeropuertos más grandes y transitados del mundo; lo que garantiza que el aire de sus edificios sea seguro y se haya limpiado de la forma más eficiente. Hemos conseguido reducir sus gastos de energía, el uso de filtros y su carga de trabajo in situ. Y también les hemos ayudado a reducir su impacto medioambiental. Si desea leer más sobre nuestra experiencia, haga clic aquí.

 

Caso práctico de aeropuertos

 

1  https://aci.aero/news/2019/03/13/preliminary-world-airport-traffic-rankings-released/