EN 1822

El método de prueba para filtros de aire de alta eficiencia

Garantizar la calidad de los filtros EPA, HEPA y ULPA

La normativa de prueba de filtro europea es la base más importante para probar y clasificar los filtros absolutos. La norma se basa en la vanguardista tecnología de medición de partículas y en los procedimientos autorizados para determinar la eficiencia energética. Consta de cinco partes. Al filtro se le asigna la clase de filtro correspondiente empleando los resultados de las secciones 4 (eficacia local) y 5 (eficacia integral).

Se generan un informe de prueba individual y un número de serie para los filtros de las clases H13 y superiores. Por lo tanto, se puede asignar a cada filtro a partir de H13 su prueba individual. No resulta necesario realizar pruebas individuales de los filtros EPA según esta norma y es posible realizar estos ensayos con el procedimiento descrito. Los filtros EPA se prueban durante la prueba de muestras, mediante la que se obtiene la eficacia como un valor medio de las mediciones individuales aleatorias.

Parte 1: Clasificación, rendimiento, prueba e identificación

La EN 1822-1:2009 establece tres grupos:

  • Grupo E: Filtro EPA – Efficient particulate air
  • Grupo H: Filtro HEPA – High efficiency-particular air
  • Grupo U: Filtro ULPA – Ultra low penetration air

Los filtros absolutos se clasifican según los valores de eficacia locales e integrales que se determinan durante la prueba.

Parte 2: Producción de aerosol, equipo de medición, estadísticas de recuento de partículas

Esta parte describe las condiciones de prueba y los generadores de aerosol, la tecnología de medición de partículas y los procedimientos estadísticos para evaluar los recuentos.

Parte 3: Prueba del medio filtrante de lámina plana (determina el MMPS)

La parte 3 describe la determinación de la eficiencia fraccional y la determinación del tamaño de partícula más penetrante (MMPS) del medio filtrante de lámina plana.

Se aplica un aerosol de prueba al medio filtrante a la velocidad de flujo nominal especificada para el uso posterior del filtro. Los flujos parciales del aerosol de prueba se dirigen hacia arriba y hacia abajo en la muestra del filtro. El método de recuento de partículas determina las concentraciones de partículas y calcula la curva de eficiencia fraccional. El tamaño de partícula en el que la curva de eficiencia fraccional alcanza su punto más bajo se llama el MPPS. En términos más sencillos, este es el tamaño de partícula con el que un medio filtrante trabaja peor para una velocidad de flujo definida.

Parte 4: Prueba de fugas de elementos del filtro (método de escáner)

Esta sección trata sobre cómo probar que los filtros no tienen fugas. Pueden producirse fugas debido a fallas en el medio filtrante, a un sellado inadecuado entre el conjunto de pliegues y el marco o a irregularidades en el manejo de los componentes. Debido a la elevada eficiencia de filtración estimada para los filtros absolutos, incluso la más mínima fuga (apenas visible para el ojo humano) puede producir mayores concentraciones de partículas locales.

Para el proceso automatizado (prueba de escáner), el elemento filtrante se coloca en un banco de ensayos y luego se aplica un aerosol de prueba de DEHS (di-2-etilhexil sebacato). El tamaño medio de la partícula del aerosol debe estar en el rango del MPPS. La aproximación del lado del flujo del filtro se realiza empleando sondas con un eje lineal controlado por ordenador. En cada punto del lado del aire limpio se miden las concentraciones locales de aerosol para fijar el grado de penetración local. Si la concentración de aerosol no supera el límite establecido en ningún punto, se considera que el filtro no presenta fugas.

La necesidad de determinar las eficiencias locales también implica la necesidad de realizar pruebas individuales para cada elemento del filtro de las clases de filtro superiores a H13.

Parte 5: Determinación de la eficiencia de los elementos del filtro

La parte 5 describe la determinación de la eficiencia del filtro integral. Este valor suele calcularse como la media de las eficiencias individuales locales que se han medido en la parte 4. De manera alternativa, también se permite una medición individual con sondas de muestreo fijas.
 

Alternativa a la prueba de fugas: prueba de hilo de aceite (H13 y H14)

En este rápido y económico método de prueba de fugas, el filtro se coloca delante de un fondo negro en una habitación bien iluminada, en horizontal y sin fugas sobre un difusor. Se aplica un aerosol de gotas de aceite (parafina líquida) al filtro. Luego se realiza una inspección visual del filtro en busca de fugas. El procedimiento de la prueba depende en gran medida de la formación y actitud del personal que realice la misma. Por lo tanto, los resultados no se pueden reproducir con precisión en pruebas reiteradas. Además, la prueba de hilo de aceite tampoco determina la eficiencia del filtro.