La contaminación atmosférica en siete estadísticas

La contaminación atmosférica en siete estadísticas

Parece como si hubiera una nueva historia sobre la contaminación atmosférica en las noticias cada día. A continuación figuran siete estadísticas que demuestran por qué es importante —y qué puede hacer usted al respecto—.

 

En noviembre de 2015, la contaminación atmosférica en Shenyang alcanzó un nivel 56 veces superior a los niveles seguros recomendados por la OMS1.

La Organización Mundial de la Salud considera seguro un nivel máximo de PM 2,5 —partículas en suspensión inferiores a 2,5 micras de diámetro— de 25 µg/m³ durante un período de 24 horas y 10 µg/m³ como media anual2. Así pues, cuando la contaminación en Shenyang, en la provincia china de Liaoning, superó los 1400 µg/m³ a finales de 2015, era 56 veces más alta que el límite de seguridad diario de la OMS. Se informó de que la visibilidad era de solo 100 metros y los hospitales locales experimentaron una afluencia de pacientes con molestias respiratorias.

 

La contaminación atmosférica es la causante de 5,5 millones de muertes al año: el cuarto mayor riesgo de muerte a nivel mundial3.

El proyecto de estudio de la Carga mundial de morbilidad descubrió que más de cinco millones y medio de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación atmosférica. La inmensa mayoría de dichas muertes se producen en China y la India, donde se pierden 1,6 y 1,3 millones de vidas respectivamente debido a la mala calidad del aire. Esto convierte la contaminación atmosférica en el cuarto mayor riesgo de muerte, por delante de la obesidad, la desnutrición, y la adicción al alcohol y las drogas.

 

La reducción de las PM 2,5 sería más beneficiosa para la esperanza de vida que la eliminación conjunta de los accidentes de tráfico y el tabaquismo pasivo.

Un estudio del Gobierno del Reino Unido investigó el impacto de la contaminación atmosférica en la esperanza de vida. Dicho estudio constató que la eliminación de los accidentes de tráfico ampliaría la esperanza de vida en dos meses y la erradicación del tabaquismo pasivo supondría un aumento de la misma en dos meses y medio. Pero una reducción de 10 µg/m³ —no eliminación— en las PM 2,5 aumentaría la esperanza de vida en siete meses y medio.

 

Pasar tres días en Nueva Delhi restó seis horas de esperanza de vida a Obama, Presidente de EE. UU.4

Durante una visita de Estado a la capital india en 2015, el Presidente Obama pasó tres días inhalando el aire acre al que los habitantes de esa ciudad se enfrentan cada día. Los niveles de PM 2,5 se situaron en una media de entre 76 y 85 µg/m³ durante su estancia, lo que se tradujo en una reducción de dos horas en la esperanza de vida del Presidente por cada día de la visita.

 

La Gran Niebla se cobró la vida de 4000 londinenses en 1952.

Durante cuatro días en diciembre de 1952, una niebla espesa cubrió Londres. Los habitantes y las centrales eléctricas estaban quemando mayores niveles de carbón para soportar el descenso en las temperaturas. Y este hecho, unido a un anticiclón, provocó que el aire frío y lleno de contaminación quedase atrapado bajo una capa de aire caliente. La visibilidad se redujo drásticamente a unos pocos metros y, en las semanas siguientes al suceso, alrededor de 4000 personas fallecieron debido a enfermedades relacionadas con la contaminación. Las tasas de mortalidad siguieron siendo más altas de lo normal durante los meses siguientes.

 

El 98,5 % de las partículas en el aire tienen un diámetro inferior a 1 µm.

Durante los días de la Gran Niebla, las partículas en suspensión en el aire eran relativamente gruesas. Pero los cambios en los combustibles y el modo en que los transformamos en energía han dado lugar a que partículas más pequeñas se hayan erigido como las más comunes en nuestra atmósfera. Actualmente, las partículas de un diámetro inferior a 1 µm (PM 1) representan en número más del 98 % de las partículas en el aire que nos rodea. Por desgracia, las PM 1 también son mucho más nocivas que las partículas de mayor tamaño, ya que penetran profundamente en nuestros pulmones y entran en el torrente sanguíneo, en lugar de quedarse atrapadas en la nariz y la garganta.

 

Pasamos alrededor de un 90 % de nuestro tiempo en lugares cerrados, donde se estima que la contaminación atmosférica es entre dos y cinco veces más alta que en el exterior.

Tradicionalmente, no trabajábamos, comprábamos ni pasábamos nuestro tiempo libre en espacios cerrados. Tampoco nos desplazábamos a ninguno de estos lugares confinados en el interior de un vehículo. Hoy en día pasamos aproximadamente un 90 % de nuestro tiempo en lugares cerrados. Y es ahí donde la calidad del aire alcanza su peor nivel: aproximadamente entre dos y cinco veces más elevado que el nivel de contaminación que se encuentra en el exterior.

 

¿Qué puede hacer usted?

Aunque es difícil defenderse de la contaminación atmosférica en el exterior, unos filtros de aire adecuados pueden proteger a los habitantes de los edificios del peligro de las partículas en suspensión presentes en el interior. Por lo tanto, es importante elegir un filtro capaz de capturar los niveles de contaminación a los que se va a ver expuesto. Eso significa examinar el nivel de PM en su entorno y compararlo con el rendimiento del filtro. Pero es importante no especificar en exceso la eficiencia de filtrado. Si se elige un filtro que ofrezca más eficiencia de filtrado de la que realmente se necesita, se corre el riesgo de atascar el flujo de aire y elevar el consumo energético de todo su sistema de climatización. 

Si desea recibir orientación para identificar la configuración de filtros adecuada para sus instalaciones, póngase en contacto con nosotros para obtener ayuda.

 

 

1 Airpocalypse now: China pollution reaching record levels, The Guardian, 9th November 2015
www.theguardian.com/world/2015/nov/09/airpocalypse-now-china-pollution-reaching-record-levels

2 WHO Air quality guidelines for particulate matter, ozone, nitrogen dioxide and sulfur dioxide, World Health Organization, 2005
apps.who.int/iris/bitstream/10665/69477/1/WHO_SDE_PHE_OEH_06.02_eng.pdf

3 Polluted air causes 5.5 million deaths a year new research says, BBC, 13 February 2016
www.bbc.co.uk/news/science-environment-35568249

4 Mr. President, World’s Worst Air Is Taking 6 Hours Off Your Life, Bloomberg, 26 January 2015
www.bloomberg.com/news/articles/2015-01-26/mr-president-world-s-worst-air-is-taking-6-hours-off-your-life